Cámaras IP Vs. Análogas – Ventajas

Cámaras IP Vs. Análogas – Ventajas

La tecnología IP en las cámaras no es nueva y el avance de esta tecnología parece imparable, con la aparición constante de nuevos dispositivos con mayores capacidades y menores costos. Lo principales fabricantes han invertido enormes cantidades de dinero en desarrollo de esta tecnología, pero ¿en realidad es la alternativa definitiva para su sistema de video vigilancia?

La respuesta a esta pregunta es: depende de las características técnicas y económicas del proyecto que usted necesite. Este artículo pretende servir de guía para los usuarios finales e instaladores a la hora de realizar la escogencia de que tecnología usar.

En esta primera parte compartiré con ustedes, las principales ventajas de las cámaras IP, por sobre el sistema tradicional:

  1. Conectividad: Una vez en línea, es posible acceder a la información aportada por la cámara desde cualquier ubicación, aprovechando la infraestructura de red ampliamente disponible a nivel mundial, sin necesidad de realizar un cableado físico adicional.
  2. Ahorro en el cableado: Las Cámaras IP pueden utilizar la tecnología PoE (Power Over Ethernet), lo que posibilita que por el mismo cable (UTP) se transmita tanto el video como la alimentación, esto ahorra costos de cableado y equipos de alimentación adicional.
  3. Escalabilidad y Flexibilidad de Almacenamiento: Debido a que lo que transmite las cámaras IP son paquetes de datos, sobre la red Ethernet, el almacenamiento de la información puede ser distribuido en uno o más equipos con acceso a la red del sistema.
  4. Integración a otras aplicaciones: El formato de transmisión digital permite que la información de video sea fácilmente integrable a otros sistemas como control de accesos, y sistemas anti intrusión, anti incendios, de manera de compartir información entre sistemas.
  5. Configuración y Ajuste Remoto: La capacidad de comunicación bidireccional de las Cámaras IP permite el reajuste de parámetros de forma remota, sin requerir de equipamiento adicional.
  6. Mejora la calidad del video: Una cámara analógica tradicional de gran calidad transmite en un formato de 4 CIF, esto representa unos 0,44 megapixeles, lo cual es ampliamente superado por las cámaras IP de más baja calidad en el mercado que rondan los 1.2 Megapixeles, esto es mayor información, mayor resolución y por ende, mayor calidad de video.
  7. Inmunidad al ruido: Las cámaras análogas tradicionales, transmiten de hecho una señal eléctrica análoga, susceptible a ser distorsionada por señales eléctricas externas lo que se ve reflejado como ruido en la señal de video que podemos ver, en comparación los paquetes de datos que envía una cámara IP son altamente inmunes a las interferencias electromagnéticas y problemas de aterramiento que puedan estar presente en la instalación.

¿Les ha parecido de utilidad la información que les aporto con este artículo?, Como siempre me gustaría  conocer tu opinión y si crees que puedo ayudarte un poco más en tus proyectos de automatización e integración, con gusto le responderemos.


Deja una respuesta